Tenía ganas desde hace tiempo de escribir este artículo. Todos los temas sobre los que escribo me motivan, si no obviamente no lo haría, pero éste especialmente, por el amor que siento a los animales en general desde que nací y a los míos en particular.

Por el título se puede pensar que los espíritus familiares son aquellos seres queridos pertenecientes a nuestra familia que ya no están con nosotros y que de alguna manera nos acompañan, pero no es así aunque literalmente sería ése su significado.

 

¿Cuál es entonces su significado?

Espíritu familiar es una traducción del término que se dio por primera vez en la edad media a los animales que vivían y acompañaban a las brujas o gente del pueblo llano de la época, ayudándoles en sus prácticas de magia. Este término ha sido rescatado desde el siglo pasado con la aparición del neopaganismo. 

Obviamente, según el concepto que se tenía de las personas consideradas brujas de la época medieval, estos animales tampoco eran bien vistos y se les consideraba como seres malvados o en ocasiones demoníacos. Pero para sus “dueños” eran seres que actuaban como protectores hacia ellos.

Los espíritus familiares eran comúnmente animales pequeños, como gatos, ratas, perros, pájaros, ranas etc. También hay casos de cerdos, ovejas y caballos.

Normalmente tenían nombres o apodos.

Hay textos británicos que cuentan cómo las brujas conocían por primera vez a su espíritu familiar. En ocasiones aparecían espontáneamente delante suyo mientras hacían sus actividades diarias, tanto dentro como fuera de su casa. Otra forma en la que llegaba el espíritu familiar a su bruja era como regalo de un pariente cercano o mentor o tras su muerte.

 

En numerosas ocasiones la persona o bruja estaba teniendo dificultades en su vida previamente a la llegada del espíritu familiar (problemas económicos, pérdida del hogar, enfermedad etc.) y éste aporta una salida a esa situación dándole poderes mágicos. Hay muchas representaciones de pinturas y grabados de personas practicando brujería y acompañadas de cerca por gatos o perros.

En el taoísmo hay una figura similar al espíritu familiar, en este caso el espíritu familiar es literal. Tuve la ocasión de conocer, en un trabajo como veterinaria anterior, a una mujer de China que practicaba el taoísmo y me enseñó algunos conceptos de la religión. Contaba que los animales que llegan a tu vida son personas de tu familia que se reencarnan y deben enmendar errores o mejorar algo con respecto a su vida anterior. En este caso ella acudió porque su perra había tenido un accidente y se había dañado una extremidad posterior que hubo que amputar en parte, lo cual, según me comentó, le había ocurrido a su padre cuando vivía.

Espíritu familiar vs Animal de poder

Diferencia con el animal totémico o de poder: éste es un animal que puede ser salvaje (una ballena, un león), que es difícil que pudiésemos convivir con ellos, puede ser cualquiera del planeta y es una identificación y unión con su energía, puede cambiar a lo largo de la vida según el momento en el q estemos necesitaremos una energía animal diferente que nos aporta. No están físicamente con nosotros sino que nos ayudan más en el mundo espiritual, aportando ciertas cualidades que tienen, como por ejemplo fuerza, adaptabilidad etc. Y que nosotros no tenemos en un momento determinado y necesitamos según la situación en la que estamos.

Espíritus familiares en la actualidad

Con los espíritus familiares tenemos una unión importante, que se siente desde el primer encuentro al mirarnos a los ojos y la conexión es total durante toda la vida. Ese primer encuentro es especial y lo recuerdas muy vívido siempre.

Os presento a mis espíritus familiares: Dana, Sauron, Tao, Zoe y Meiga

Aparecen en momentos clave y también se van en momentos importantes. Os contaré mi experiencia con mi primera gata, Brujah, con quien tenía una unión muy fuerte que apreciaron muchas personas que nos conocieron juntas. Ella murió de forma bastante inesperada el mismo día en el que terminó mi último trabajo como veterinaria empleada. Su marcha de la manera que ocurrió hizo que buscara respuestas en otros lugares y viviera una época de reflexión a raíz de la cual comencé a formarme en las terapias naturales (flores de Bach, reiki, acupuntura etc.), el tarot y radiestesia. No fue casualidad que todo ocurriera como fue, ya que ese hecho en buena parte hizo quien soy ahora.

Podemos tener varios espíritus familiares a lo largo de la vida o en el mismo momento, según la necesidad de apoyo y ayuda que necesitemos.

En ocasiones su protección es tan importante que enferman ellos para que no lo hagamos nosotros. Hay animales que enferman de hígado, que es un órgano que se carga de las frustraciones, y quien las está sufriendo es la persona con la que viven.  Es un ejemplo pero hay muchos más, incluso casos en los que animal y persona viven la misma enfermedad.

Todos los que convivimos con un animal, o varios, sabemos lo que es volver a casa después de un día horrible del que sólo quieres huir y conectar con esos ojos que sin hablar te dicen lo genial que creen que eres y lo felices que se sienten de volver a verte. ¿No es esa la mayor fuerza, ayuda y sanación que nos pueden dar?

 

Si te interesa mi blog no dudes en suscribirte para recibir nuevas entradas y si tienes la suerte de tener a tu lado un espíritu familiar me encantará conocer tus experiencias en los comentarios. )O(

One thought on “ESPÍRITUS FAMILIARES ¿Quiénes son?”

  1. Sam, mi perrito boxer, llegó hace casi ocho años en una etapa muy difícil en mi familia. Un etapa de absoluto cambio con muchos problemas y a día de hoy sigue a mi lado cuidandome mucho.
    Gracias por el artículo Mónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *