Ostara es una festividad pagana que se celebra al llegar la primavera, 20-21 de marzo.  También fue eclipsada intencionadamente por la religión cristiana, que hace coincidir la Pascua o Semana Santa con la primera luna llena posterior al equinoccio de primavera.

En estos días la naturaleza comienza a despertar tras el invierno, vemos el campo verde y los animales se unen para aparearse. Celebramos la fertilidad, el crecimiento y la vida, y hay un equilibrio entre la luz y la oscuridad, ya que el día y la noche tienen la misma duración en Ostara, aunque nos encaminamos hacia la luz.

Ostara deriva de la palabra Eostre , la estrella del Este y diosa teutona de la fertilidad, equivalente a la diosa Ishtar , y también la palabra inglesa Easter, que significa Pascua.Eostre diosa

¿Qué elementos pertenecen a Ostara?

Los símbolos utilizados son el conejo, el huevo y las flores, que representan la fertilidad. El color es el amarillo, como el sol que calienta la tierra.

Las hierbas o plantas empleadas en los rituales de Ostara son el narciso, violeta, aulaga, olivo, peonía, lirio, narciso, asperilla y otras flores que brotan en primavera. Se conecta con ellas mediante el tacto y así, a través de ellas, con la naturaleza.

Las comidas de Ostara llevan semillas de girasol, calabaza, sésamo y piñones, brotes y verduras de hoja verde frescas.

¿Cómo se celebra el equinoccio de primavera?

Se trata de una fiesta solar, por ello el fuego es importante en ella, realizándose pequeñas hogueras o sus ascuas que se pueden saltar.

En esta fecha podemos celebrar con un paseo en la naturaleza, por lugares verdes, un parque o bosque. También sembraremos semillas, trabajando en nuestro jardín o realizando cualquier tarea con hierbas (culinarias, medicinales, arte con hierbas etc.).

Se pintan y decoran huevos de gallina, con dibujos de la diosa entre otros (originalmente se empleaban huevos de serpiente, símbolo de sabiduría). También podemos escribir en un huevo nuestros deseos en positivo (prosperidad, amor, felicidad, salud etc.), aquellos que queremos aumentar y ver crecer. Después lo enterramos en la tierra del jardín o en una maceta; sobre él sembraremos una semilla o plantaremos una planta con flor y la veremos crecer. Así como crezca crecerán nuestros deseos.huevos ostara

Otra tradición es buscar tréboles, planta muy importante en el mundo celta, ya que de ella deriva el símbolo del triskel, que representa los tres aspectos de la Diosa y el mundo físico, mental y espiritual.

Ostara o el equinoccio de primavera es un momento en el que las energías de la naturaleza despiertan. Quienes vamos con los ritmos de la tierra comenzamos a salir y movernos más, sentimos esa energía y tenemos ganas de más actividad, después del recogimiento del invierno. Es tiempo de iniciar nuevos proyectos, probar actividades o inquietudes que llevamos tiempo teniendo, ya que las energías de fertilidad de Ostara ayudarán a que fructifiquen y prosperen. Feliz Ostara y próspera primavera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *