Yule, la noche del 21 al 22 de diciembre, es la festividad del solsticio de invierno, la navidad pagana, dedicada al nacimiento del dios Sol, ya que a partir de ahora los días empezarán a ser más largos. Este nacimiento era muy celebrado por egipcios y romanos, pero sobre todo por los celtas, ya que en este día comienza el reinado del rey del acebo, en triunfo sobre el rey del roble o encina.

 

Esto se simboliza con la quema de un gran tronco de madera que se ha conservado todo el año, representando al rey roble que es quemado y que da luz y calor con su sacrificio. Al ser un tronco grande no se quema del todo y los carbones restantes se usan para trazar los círculos y sellos durante el año y otra parte sirve de soporte para quemar el tronco del próximo año.

Yule

Yule es una de las festividades más importantes de la rueda del año e implica el paso de las tinieblas a la luz. En los países nórdicos se colocan guirnaldas como símbolo de esta rueda del año y se ha exportado a muchos más lugares. También está la tradición del abeto, que simboliza a la Diosa en esta estación y se introducía en el hogar para proteger a los espíritus de la naturaleza frente al frío invernal.

CÓMO CELEBRAR YULE EN LA ACTUALIDAD

En países nórdicos es tradición en esta fecha la figura de la cabra, con la que se decoran las casas, en relación a las cabras que tiraban del carro de Thor. En el siglo pasado en esos países era una cabra la encargada de repartir los regalos en los hogares. Hoy en día en Suecia se construye una cabra gigante de paja que se quema posteriormente y en Finlandia a Santa Claus se le conoce como Yulupuki (Joulupukki), que significa cabra de Yule o cabra de navidad.

cabra de Yule

El origen de Santa Claus es vikingo, ya que se decía que en estas fechas Odin volaba por el cielo en su caballo de ocho patas y visitaba las casas dejando regalos. De ahí derivó en el trineo de Santa Claus que es arrastrado por ocho renos.

Hoy en día se celebra Yule con un altar con mantel blanco y platos plateados donde se colocan las ofrendas (avellanas, nueces y manzanas), seis velas blancas e incienso. Es tradición beber un café de acebo y el haggis (un plato tradicional escocés).

En el lugar donde yo vivo, León, tenemos la figura mitológica de la vieja del monte, rescatada recientemente, pero con orígenes precristianos. Se trata de una bruja benévola, habitante de la montaña de León, que vive en una cueva, apartada de las personas y acompañada de un lobo, pero conoce a todos los niños bien. Hacía panes o daba fruta para los niños de los pueblos y se los hacía llegar a través de sus padres, cuando volvían de trabajar en la montaña.

OS COMPARTO LA RECETA DEL CAFÉ DE ACEBO

Ingredientes para 4 personas: 500 g de hojas de acebo

Hay que utilizar las hojas de acebo verdes enteras y se ponen a tostar en el horno a 150 ºC hasta que estén bien secas. Después se pasan por la picadora y se conservan en un frasco de vidrio. Para elaborarlo se usa el método de infusión como se hacía antiguamente con la achicoria (se añade a un cazo de agua hirviendo). Es una bebida muy energizante, para disfrutar caliente.

 

Os deseo un muy feliz Yule en compañía de vuestros seres queridos.  )O(

feliz Yule

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *